qode interactive strata

Cómo hacer un presupuesto familiar o personal

A lo mejor quieres ahorrar dinero, invertir para tu retiro o saldar deudas – no importa tu situación, todo mundo debería tener un presupuesto, ya sea personal o familiar.

¿Cual es el objetivo de un presupuesto? El saber cuánto tienes para gastar, tomando en cuenta gastos, deudas y objetivos a largo plazo.

La siguiente metodología tiene el objetivo de facilitarte el manejo de tus finanzas sacando la cifra semanal para gastos no esenciales.

¿Por qué saber cuánto tenemos para los gastos no esenciales? Por que estos son los únicos gastos sobre los que tenemos control absoluto y podemos manejar al 100%.

¿Por qué saber esta cifra semanal y no mensual? Por que es más fácil manejar y controlar lo que gastas en una semana en vez de un mes.

Paso #1: Saber tus ingresos semanales

A lo mejor sabes lo que ganas en un año, o te pagan dos veces al mes. No importa, el chiste es sacar el promedio de tus ingresos a la semana.

Si sabes tu salario después de impuestos al año, divide esa cantidad entre 52 (el año tiene 52 semanas).

Si sabes tu ingreso después de impuestos al mes, multiplícalo por 12 y divídelo entre 52.

Paso #2: Saber tus gastos fijos mensuales

Estos son gastos que tienes que hacer, sí los puedes reducir, pero no los puedes manejar semana a semana.

Estos gastos fijos esenciales incluyen:

  •   renta o hipoteca
  •   gasolina
  •   agua
  •   luz
  •   celulares
  •   internet
  •   supermercado
  •   seguro de autos
  •   misceláneos

 

Algunos gastos como la luz, el agua y la gasolina varían mes tras mes, lo mejor es hacer un recuento de lo que pagas al año y tomar un promedio. Te recomendamos redondear o agregarle un poco al promedio para que tengas un colchón.

Paso #3: Cobrarte a ti mismo ahorros mensuales

Este paso en realidad va junto con los gastos fijos mensuales, pero necesita otra sección para explicarlo.

Determina cuánto dinero quieres ahorrar cada mes. Es importante ponerlo junto a los demás gastos para darle prioridad. Este es el concepto de pagarte a ti primero.

A lo mejor necesitas ahorrar cada mes, a lo mejor necesitas pagar deudas, de todas maneras, necesitas una cantidad fija que no debes de gastarte cada mes.

Podemos regresar a este paso al final para modificarlo según tu plan.

Paso #4: Sacar tus gastos fijos semanales

Suma tus gastos de los pasos 2 y 3, multiplícalos por 12 y divídelos entre 52.

Así, hacemos la conversión de gastos mensuales a gastos semanales.

Paso # 5: Calcula el dinero semanal disponible para gastos discrecionales

Toma el total de tus ingresos semanales menos tus gastos semanales para sacar tus gastos discrecionales por semana.

¿Qué son los gastos discrecionales? En nuestra opinión, todos los gastos no necesarios. Por ejemplo, salir a cenar a un restaurante, comprar ropa nueva, un vuelo de vacaciones, juguetes nuevos, etc.

Estos son los gastos sobre los cuales sí tienes control.

Este es un punto crítico de tus finanzas, un punto que requiere compromiso y disciplina.

La mayoría de nosotros no nos va a gustar ver lo que nos resta para gastar al azar cada semana.

Pero entender esta cantidad es entender lo que significa vivir dentro de lo que ganamos.

La realidad es que la mayoría de la gente se endeuda por gastar en lujos y paga con lo que no tiene. Este es el punto donde se inician los ciclos viciosos de las deudas.

Este plan va a requerir que reflexiones y que cambies tu estilo de vida.

Échale un vistazo a tus gastos fijos, ¿necesitas un plan de TV o puedes cambiarte a un plan más barato, o de plano no tener cable? ¿Necesitas salir a cenar tres veces a la semana, o puedes cocinar más en casa ya que es mucho más barato?

También puedes ajustar tus ahorros mensuales de acuerdo con tus metas. Regresa al paso #3 y determina cuánto quieres separar para pagar deudas o ahorrar.

En conclusión, la clave es saber cuales gastos son necesarios y cuáles no –y tener una cantidad de dinero asignada cada semana para manejar los gastos estos gastos no esenciales.

Si quieres saber cómo usar una tarjeta de crédito de manera responsable, arma tu presupuesto primero, así solamente la usas para los gastos que sabes puedes pagar sin problema. De pasada ganas recompensas dependiendo la tarjeta y mejoras tu credit score mes tras mes.

No Comments

Post A Comment